Descripción

¡Esta propiedad rodeada de hermosa naturaleza ofrece mucho espacio para la familia, amigos e invitados! La villa ha sido diseñada con dos apartamentos, y se presta idealmente como residencia permanente en la Costa Blanca, en la que padres e hijos comparten una vivienda pero cada uno con su espacio privado. El terreno dispone de un gran camino de acceso con portón automático, que nos lleva a través del jardín a una piscina de 10 x 5 metros, y luego hasta la villa con maravillosas vistas. El jardín ha sido diseñado con plantas y árboles autóctonos, una variedad de árboles frutales, cómodas áreas para sentarse y un pequeño estanque. La vivienda principal está situada en la planta superior y cuenta con un luminoso salón-comedor, una cocina totalmente equipada, tres dormitorios (cada uno de ellos con baño en suite), y una oficina. En la planta baja de la villa se encuentra el apartamento de invitados con dos dormitorios, dos baños, un salón-comedor con cocina abierta y una terraza acristalada. En la misma planta una sala de ocio y taller, así como un garaje. La propiedad está completamente vallada y ofrece mucha privacidad.